PALMERAL

PALMERAL
PALMERAL

PEDRO ORTIZ

PEDRO ORTIZ
PEDRO ORTIZ

MANUEL MAS CALABUIG

MANUEL MAS CALABUIG
MANUEL MAS CALABUIG

MARTIGODI

MARTIGODI
MARTIGODI

BARBEYTO

BARBEYTO
BARBEYTO

KLARA ABAD

KLARA ABAD
KLARA ABAD

jueves, 29 de noviembre de 2012

ARTICULO DE PEDRO ORTIZ EN LA EDITORIAL DEL BOLETÍN DE LA AAA





LAS INJUSTICIAS DEL MUNDO DEL ARTE

  Se dice frecuentemente que la historia suele poner a cada uno en su sitio, pero esto es una verdad a medias, pues ocurre que con el paso del tiempo alguien influyente reivindica y saca a la luz de la posteridad a algún artista que estaba en el ostracismo maldito y consigue la gloria a posteriori, pero también hay casos, muchos, que los prebostes del arte, nos  han vendido a ciertos artistas, otorgándoles unos méritos excesivos, y a veces inexistentes, objetivamente enjuiciados, claro que  sobre esto hay mucha controversia, típico ejemplo de exceso de marketing chauvinista francés, es lo bien que nos han vendido a sus impresionistas, que siendo algunos de ellos buenísimos, han alcanzado cotas de cotización y renombre muy superiores a otros que se lo merecen artísticamente más como nuestro genial Sorolla.
  En Alicante desde hace unas décadas un grupo de comisarios y personas con más o menos influencias, se han empeñado en decir que Emilio Varela, es el pintor más relevante de la primera mitad del siglo XX en Alicante y esto, para mi y otros muchos artistas de gran oficio y conocimiento no deja de ser una boutade, o algo que no se corresponde con la realidad, pues yo me pregunto ¿cómo puede ser así esto, un pintor, que tiene fallos garrafales de dibujo, de perspectiva, siendo un pintor figurativo y que por lo tanto tendría que respetar las leyes de estas técnicas? Un pintor que andaba muy mal en el dominio del color, con una paleta sucia, que no se corresponde con la luz Alicantina, esto es un típico caso de chauvinismo Alicantino extremo, pero pese a sus esfuerzos, fuera de  Alicante sigue siendo un gran desconocido, por mucho que ponderen lo imponderable y hacen un flaco favor al arte Alicantino, pues haberlos haylos muchísimo mejores.
   Son ejemplos de injusticias de valoración, pero que están en la historia y hay que conocerlos a fondo para enjuiciar con objetividad y sin apasionamiento, imprescindible no sólo saber de historia, sino tener conocimientos técnicos y sensibilidad.
                                                                                                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada